Archivo | junio, 2013

Lágrimas negras, lágrimas blancas

25 Jun

Dice la canción lagrimas negras: “sufro la inmensa pena de tu extravío, siento el dolor profundo de tu partida y yo lloro sin que tu sepas que el llanto mío, tiene lágrimas negras como mi vida” basándome en una obra maestra de Bebo Valdés, quiero escribir sobre las lágrimas, muchas veces equivocadamente tachadas por cobardía.

Negras y blancas, unas de dolor, otras de felicidad. Ambas pueden cambiarte la vida, unas para mal, otras para bien… pero uno no da importancia de las segundas hasta que no ha sufrido las primeras.

Es  la grandeza de sufrir ambas las que dan sentido, pues las dos tienen un mismo denominador común: SENTIMIENTO. Que más grande que sentir para darse cuenta uno de que vive, y que menos que no avergonzase de tan magno acontecimiento.

Mucha gente cuando alguien llora ve en él/ella una debilidad, yo sólo puedo pensar en su libertad de hacerlo y en el por qué, antes sólo pensaba que todas venían del mismo sitio maligno, que gran equivocación y que gran lección. ¿Sabes? Además unas lágrimas negras de uno, pueden hacer brotar las más bellas de las blancas de otro, y eso sí que no tiene precio.

Para ellas, dando igual el color:

“Desde el lagrimal nacieron, la más intrépida fugose y besando su mejilla en vez de caer al suelo hasta sus labios llegó, desde entonces no es la misma, allí por fin alejada de las otras se encontró”

Pues esa es la más afortunada.

La diferencia entre ambas es su origen, pero si lo piensas no se diferencia tanto su fin.  Me explico, es en este momento en el que aparece la importancia de la persona para aprender a discernir entre que es lo que hace que unas lágrimas negras tornen en blancas. Si lo piensas para muchos lo más sencillo es lo que le hace más feliz, alejándole de todo aquello que le esclaviza.

Hoy desgraciadamente la gente llora lágrimas negras en demasía por frustración, hasta que abren los ojos y tras darse cuenta de todo lo que han perdido y la suerte que han tenido, cambian estas de color.

En fin hoy se me está pirando  y quizá he filosofado demasiado, pero que sería de mí si no lo hiciera. Para mí la definición según la RAE de filosofía que más me gusta es: “Fortaleza o serenidad de ánimo para soportar las vicisitudes de la vida”

Hoy creo que viene al pelo.

Pues lo dicho. Contigo me voy gitana, aunque me cueste morir.

http://www.youtube.com/watch?v=iJGPlSrbUbg

100% auténtico

21 Jun

Aquí nos enfrentamos a darle la vuelta al calcetín un día más.

Te quiero pedir perdón por no haber podido escribir antes, pero estaba de viaje y no pude conectarme está semana, voy de lío en lío y tiro porque me toca.

Decía mi abuelo,  un sabio, que nunca te casaras con un/a hombre/mujer sin haberle visto en una junta de vecinos, que es en las juntas de vecinos donde realmente sale lo peor de cada uno. Más razón que un santo, juntas de vecinos y herencias… no quiero tocar el tema de las herencias. Estas últimas semanas he tenido un par de experiencias que dejan a uno pensando y reflexionando para un tiempo largo. Te pongo en situación:

Primera convocatoria 19:30, no hay ni perri…

Segunda convocatoria a las 20:00, empezamos a llegar, así somos los españoles para que ir a la primera, si tenemos una segunda oportunidad.

Aparece una viejecita entrañable: Buenas tardes. Descripción: Pelo blanco, aprox. 80 años, bastón, traje azul marino, ojos por las cataratas azules a juego con el vestido, máxima elegancia, sonrisa angelical, educación exquisita, cierto temblor correspondido siempre con ternura.

Todo empieza y transcurre normal al principio. Como la seda. Educación en toda la cancha.

Pero de repente… la cosa cambia, la dulce viejecita se empieza a transformar, sus ojos destilan ira, y ante toda propuesta planteada por cualquier vecino mira al presidente y como en la película Madagascar le dice: “Gatito Malo”, te pongo el video. http://www.youtube.com/watch?v=8LBJ7V0MHoI

Vamos que le repartió más estopa, a izquierdas y derechas. Pim, Pam, creo que después de ver lo que vi yo hoy no soy el mismo.

Trauma infantil a los 33 años, joder con la viejecita.

Contaba el gran Emilio Duró que uno tiene que tener sexto sentido. Hace cientos de años te encontrabas a alguien por la selva y si tenía pinta de malo, pues como que no te acercabas a hacerle una encuesta para sabes si lo era o no, te fiabas de tu instinto para saber si subirte a la copa del árbol más alto o presentarte. Hoy eso es mucho más difícil.

Pero y ¿ahora qué? Es por ello por lo que me he animado a escribir sobre la autenticidad. Lo verdadero, la lucha contra lo falso. Espera, no quiero que se confundad la autenticidad con la falta de educación, que ya nos vamos conociendo. Este post va para que no te pase lo mismo que a mí con la viejecita y las apariencias no te engañen.

Yo he nacido en un mundo rodeado de gente muy autentica y es verdad que algunas veces sufrías un poco de vergüenza por ciertas teorías filosóficas, ahora lo agradezco más que nunca por haberme dado cuenta de que no podemos seguir viviendo en un mundo de casposos, pelotas, falsos, que a la primera de cambio son capaces de vender a su Santa Madre, (inciso todas las madres son santas), por un plato de lentejas. No seas mal pensando no estoy hablando sólo de ciertos asesores políticos.

Por ello ser auténtico es algo que no puedes dejar de hacer, el mejor de los ejercicios es conocerse, para luego mejorar y también alejarte de dar una imagen muy alejada de la tuya.

Si tienes el don de ser doña Sonrisas, pues que no te amarguen, estoy convencido que podrás conseguir todo lo que quieres de una forma mucho mejor que si no lo fueras, que no te la quiten nunca, puesto que eres tú y punto.

Hace un par de años, después de mi gran visita al agujero me dijeron que hiciera el ejercicio de mirar dentro de 50 años, es decir más o menos a unos estupendos 80 y hacer retrospectiva de lo que había hecho en mi vida. Vamos que en vez de hacer lo de siemrpe y soñar hacia el futuro, ponerme en situación de saber que me hubiera gustado hacer en un pasado hipotético. Te aconsejo que hagas lo mismo para no dejar que el tiempo, te coma la vida y no seas tú, hasta que sea demasiado tarde.

Después de pensarlo y ponerme en situación, pensé que tenía que cambiar muchas cosas para conseguir ser más yo y quitarme caretas pesadas de bienquedas. Ahora voy despacito, pero avanzo progresivamente para conseguir que la gente me conozca finalmente a mí, yo creo que merece la pena, pero claro que te voy a contar yo.

Es por ello por lo que quiero hoy aplaudir a las personas auténticas 24 horas al día, quedáis pocas y sin vosotras estaríamos abocados al mayor de los fracasos, por ser esto insoportable y aburrido.

Así que lo tengo claro, segunda cita: una Junta de Vecinos.  Creo que voy a ser como en la película los inmortales cuando decían eso de que sólo puede quedar uno, pero en este caso soltero que desastre.

Si eres tú, como dice Carlos Vives

http://www.youtube.com/watch?v=CJ_zRSv3Hr8

#reilusionarse

14 Jun

¿Te has fijado en la fuerza que a veces tienen las palabras?

Lástima que la idea no sea mía. Así que primero honrar al que la ha tenido:

http://www.luisgalindo.com/luis-galindo/

Dijo Martin Luther King “I have a dream”,  pues yo también: la Reilusión.

¿Cuál es la grandeza de semejante “palabro”? Pues haber superado la decepción. Cuando te has reilusionado, enhorabuena, te has curado de la peor de las enfermedades. Vuelves a tener un objetivo y aquello que tanto pesaba se vuelve liviano, casi imperceptible y te hace incluso pensar en cuan pérdida ha sido dedicarle tanto tiempo.

Puede ser sobre lo mismo, el mismo, o la misma… aunque llegues un poco tarde. Pero también un reto nuevo que de sentido y te meta en esa espiral que tanto merece la pena. Hay gente que no cree en la segunda oportunidad, yo creo que todos merecemos una. Sabes si esto del blog va bien, ese es mi proyecto una Fundación que se llame así, ya te lo contaré para ver si se te sumas al carro.

Reilusion. Hoy es una palabra que deberíamos poner todos de moda. Sería enorme que en vez de decir adiós, en las despedidas digamos: “reilusionate”. No me quiero imaginar la cara del receptor privilegiado. La veo más necesaria que la penicilina en los años 40.

Creo que vas a entederlo mejor si te lo explico de la siguiente manera:

¿Reilusión? Por ser necesario cambiar las cosas, empezando como digo siempre por uno mismo.

¡Reilusión! Por ser la revolución que necesitamos en estos momentos para que no se vaya a la mierda todo lo que tan bien, y poco a poco, las generaciones pasadas han construido.

Reilusión… Por poder hacerlo sobre lo que tú quieras.

Reilusión, por continuar tú con lo que sigue y contagiar a los que estén cerca de ti, con tu cambio de actitud.

“Reilusión” por poner un título nuevo a tu novela.

Reilusión. Y punto.

Quizá ya te has dado cuenta, pero en no muchas palabras la he podido escribir ya 20 veces, es para que se me quede grabada a fuego y ya que estoy, a ti también.

Dicen que son los niños los que tienen mayor capacidad para hacerlo, pues lo dejó ahí, te invito a que un poco vuelvas a serlo.

Tres gotas de locura

12 Jun

Ya es miércoles, mitad de semana y un buen día para como bien me ha escrito esta mañana mi amiga Angie: “Dance as though no one is watching you, Love as though you have never been hurt before, Sing as though no one can hear you, Live as though heaven is on earth”.

Hoy te quiero escribir sobre la locura. Aprovecho para hacer propaganda del que es mi pintor, escritor y artista favorito: el gran genio Salvador Dalí. Ya decía Mecano en una de sus canciones que si se reencarnaba tenía que hacerlo en lápiz o en pincel, pero si elegía ser hombre, tenía que volver a ser el mismo. Si lo piensas sólo de unos privilegiados se puede decir lo propio.

Cuña publicitaria: Una de las mejores exposiciones de Dalí está ahora en el museo Reina Sofia, así que ya sabes visita obligada.

Haciendo un paralelismo que veo francamente difícil, quiero animarte a plasmar tu arte en esta vida, puesto que de muchas y distintas formas todos tenemos un pequeño Dalí dentro de nosotros. Lo mejor es que han intentado siempre sofocar esa genialidad por estar en contra de lo comúnmente aceptado y establecido. Yo he cometido muchas veces ese pecado, siendo mi verdadero yo otro muy diferente del que muchos se creen que soy… por eso también es bueno coger confianza y de vez en cuando soltarte. Eso sí, que te conozca el/la que te merezca.

Bueno me centro que me pierdo.

Es verdad que los distintos grados de locura dependen de ti, los tienes que medir tú, pero sobre todo hay que diferenciar entre la locura de la razón, mala, con la locura del alma, del corazón, que es la buena.

Ejemplos:

Primer grado, ir a ver “27 Vestidos” con las amigas de ella. RIESGO, yo creo que hasta Dali pensaría que sólo un loco puede hacer eso. Este anuncio lo resume todo… http://www.youtube.com/watch?v=CNVh_S6cjb4

Segundo grado, cantar por la calle como si no existiera un mañana. FELICIDAD

Tercer grado, contratar unos mariachis el día de su cumpleaños. LOCURA

Cuarto grado, quinto, sexto y sucesivamente…

Cuando por sentir eres capaz de arriesgarte, bendito riesgo.

Tengo una muy buena amiga que contaba cuentos con mucho arte, siendo uno de los que más me ha gustado siempre el siguiente:

“Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres. Cuando el ABURRIMIENTO había bostezado por tercera vez, la LOCURA, como siempre tan loca, les propuso:

– ¿Jugamos al escondite?

La INTRIGA levantó la ceja intrigada y la CURIOSIDAD, sin poder contenerse, preguntó: “¿Al escondite? ¿Y como es eso?”

– Es un juego – explicó la LOCURA – en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes al que encuentre, ocupará mi lugar para continuar el juego.

El ENTUSIASMO bailó seguido por la EUFORIA. La ALEGRIA dio tantos saltos que terminó por convencer a la DUDA, e incluso a la APATIA, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La VERDAD prefirió no esconderse (¿para qué?), si al final siempre la hallaban, y la SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido suya), y la COBARDIA prefirió no arriesgarse…

– Uno, dos, tres… – comenzó a contar la LOCURA.

La primera en esconderse fue la PEREZA que, como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del camino. La FE subió al cielo, y la ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol mas alto. La GENEROSIDAD casi no alcanzaba a esconderse; cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos: que si un lago cristalino, ideal para la BELLEZA; que si el bajo de un árbol, perfecto para la TIMIDEZ; que si el vuelo de la mariposa, lo mejor para la VOLUPTUOSIDAD; que si una ráfaga de viento, magnífico para la LIBERTAD. Así que terminó por ocultarse en un rayito de sol. El EGOISMO, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo… pero sólo para él. La MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (¡mentira!, en realidad se escondió detrás del arco iris), y la PASION y el DESEO en el centro de los volcanes. El OLVIDO… se me olvidó dónde se escondió! … pero eso no es lo importante. Cuando la LOCURA contaba 999.999, el AMOR todavía no había encontrado un sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado, hasta que divisó un rosal y, enternecido, decidió esconderse entre sus flores.

-¡Un millón!- contó la LOCURA y comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue la PEREZA, sólo a tres pasos de la piedra. Después se escuchó a la FE discutiendo con Dios en el cielo sobre zoología. Y a la PASION y al DESEO los sintió en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a la ENVIDIA y, claro, pudo deducir dónde estaba el TRIUNFO. Al EGOISMO no tuvo ni que buscarlo; el solito salió disparado de su escondite, que había resultado un nido de avispas.

De tanto caminar sintió sed y, al acercarse al lago, descubrió a la BELLEZA.Y con la DUDA resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de que lado esconderse. Así fue encontrando a todos:el TALENTO entre la hierba fresca, la ANGUSTIA en una oscura cueva, la MENTIRA detrás del arco iris y hasta el OLVIDO, al que ya se le había olvidado que estaba jugando a los escondidos.

Pero sólo el AMOR no aparecía por ningún sitio. La LOCURA buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo del planeta, en la cima de las montañas y cuando estaba por darse por vencida, divisó un rosal y las rosas… Y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escuchó. Las espinas habían herido en los ojos al AMOR. La LOCURA no sabía que hacer para disculparse; lloró, rogó, imploró y hasta prometió ser su lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite en la tierra,

EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LE ACOMPAÑA.”

Que me perdone el autor por no mentarle, pero no puedo hacerlo sin saber quién es.

Ya ves que he juntado a tres muy buenos protagonistas en este Post, Dalí, el Amor y la Locura. Por ello creo hoy más que nunca la necesidad de esa locura sana y sabiendo, sin ser yo el mejor ejemplo (Cuando repartieron timidez, a mí me dieron dos tazas), que uno no puede dejar de romper con lo que algunos llaman Zona de Confort, salir y descubrir algo nuevo.

Te dejo, hasta la próxima y espero que con esas gotas de locura puedas hacer el mejor Cocktail de todos: Tu vida.

Un lujo aprender de él:

http://www.youtube.com/watch?v=p1IEnKmGzko

 

¿Por qué no…?

7 Jun

Dejando una pregunta el aire el otro día te estaba preparando para el post de hoy. La verdad es que el título lo dice todo y quizá una genialidad hubiera sido dejar sólo el título puesto que ya de por sí dice mucho.

Una vez que pones la cabeza a funcionar y empiezas a hacerte tus preguntas, para encontrar tus respuestas, es cuando puedes permitirte el gran lujo de levantar la mirada y observar lo que ocurre a tu alrededor para lo que no te gusta, empezar a cambiarlo.

Robert Kennedy en su mejor discurso en Sudáfrica el 6 de Junio de 1966, dijo: “Pocos cambiarán por si mismos el rumbo de la historia, pero cada uno de nosotros podemos esforzarnos en cambiar una pequeña parte de los acontecimientos, y la suma de todos estos actos será la historia que escriba esta generación”.

Otro de los grandes ejemplos del Siglo XX Santa Teresa de Calcuta. No sé si es ya Santa o Beata, pero vamos tengo claro, clarísimo, que comparado con las brujas que conozco es Santa, Santísima (no te des por aludida que no va por ti) también dijo: Sé bien y lo saben cada una de mis hermanas, que lo que realizamos es menos que una gota en el océano. Pero si la gota le faltase, el océano carecería de algo.”

Obvio es por tanto que lo que pretendo animarte es a que con tus pocos, se sumen a otros, para hacer unos muchos. De verdad que los grandes gestos de valentía no tienen que hacerse para que los demás se fijen en ti, ni mucho menos, es para que tú te des cuenta de que puedes aportar esa parte tuya para cambiar el transcurso de la historia.

¿Sabes? Veo que mucha gente cuando generaliza y se esconde detrás de sus palabras, lo único que reflejan es miedo. Lo sé porque yo he sido templo de ese miedo que es muy difícil de superar, si dejas que esté mucho dentro de ti, forma parte intrínseca tuya y eso es lo que no puede ser, no te puede absorber de tal manera que te convierta en un autómata que haya abandonado su lado más humano.

Otros inculcan el odio común, ese otro de los mayores peligros contra nuestra libertad. Se consideran dueños de su verdad que intentan hacer cierta por medio de la mentira y el enfrentamiento, no dejando que te hagas preguntas tan sencillas como ¿Por qué?.

Contra todo ello ¿Por qué no? y es más, el otro día con un buen amigo hablábamos de muchas de las cosas y lanzó el siguiente reto: ¿Por qué no vas a ser tú?

Está claro que hoy necesitamos más que nunca a hombres y mujeres valientes, sin miedo, sin odio, que estén dispuestos a amar, término que han intentado desprestigiar, AMAR en mayúsculas para hacer posible que por todo por lo que juntos hemos conseguido, no nos lo quiten por separado.

Tienes mucho que decir en tu vida al igual que yo en la mía. Yo por lo menos, aunque sólo sea a ti, espero no decepcionarte.

Han sido aquellos que creyeron que se podía, los que nos han permitido el lujo de vivir en libertad.

No dejes de sonreír… por cierto, hoy no te dejo una canción, te dejo todo un pedazo de discurso, quízá hoy más actual que nunca.

http://www.youtube.com/watch?v=JC8RlzUG3v0

 

 

 

¿Por qué?

5 Jun

Lo primero es que quiero pedirte perdón por mi impuntualidad, pero está claro que si colgaba el post ayer no me ibas a echar de menos.

Que optimista, pensar que me podrías echar de menos. Cada loco con su tema.

Llevo unos días pensando sobre que escribir. Una vez que empiezas es como una especie de droga y lo mejor es que te vuelves más observador de lo corriente, todo te importa: lo que hacen tus amigos, como se dicen las cosas, lo que la gente piensa y siente; empiezas  a ver por la calle la expresión de los que no conoces, quizás te vuelves demasiado cotilla… prestas más atención en las películas, una buena frase te la apuntas, tu estado de ánimo varía y lo notas, buscando incluso un ordenador a altas horas de la madrugada para poder guardar un borrador, eso sí nunca colgarlo.

(Es como cuando llegabas con alguna copa de más y mandabas ese mensaje a esa persona y al día siguiente cuando te levantabas a lo Hommer Simpson, exclamabas OUGGGHHHH, pues lección aprendida, no colgar post a las tantas, guardar en borrador)

Es impresionante, todo es importante y es lo que quiero contagiarte hoy.

Te escribo para saber hace cuanto tiempo que no te preguntas ¿Por qué?

Espera, espera… no sigas. Dedícale unos segundos.

Quitate de la cabeza a Mourinho. http://www.youtube.com/watch?v=weMfQGVFEKQ

Hoy gracias a San Google tenemos toda la información a unas cuantas pulsaciones de teclas. Podemos bucear sobre todo y aprender con el riesgo de no contrastar. Pero hemos perdido la costumbre de dedicarnos un poco de tiempo a nosotros mismos y querer descubrir. Si es cierto que no vas a ser un Newton de la vida por que se te caiga una manzana en tu chola, pero ¿por qué no vas a poder dar un nuevo sentido a las pequeñas cosas?.

Si la tecnología no está secuestrando nuestra libertad, no podemos dejar de ejercerla, puesto que llegará un día en el que ya no la valoraremos y eso no nos puede pasar. Por eso creo importante que tú y yo le demos una vuelta a todo, en este mundo que va rápido por haberlo querido así, no podemos dejar de hacernos esa pregunta.

Yendo de lo más sencillo, a lo más trascendental. Pensando por nosotros mismos, sin darte miedo las respuestas… puesto que son tus repuestas a lo que para ti es tu vida a la que le vas a dar sentido. Es apasionante poder descubrir, abrir los ojos y ver, sentir, evintando que dentro de unos cuantos años te arrepientas por no haberlo hecho.

Creo fundamental entender que no puedes dejar que te secuestren tu libertad de pensar y poder equivocarte, con la intención de descubrir. Vamos ser un poco NEO en Matrix y luchar contra esas máquinas que te tienen conectado a un mundo irreal de hipotecas, facturas, whatsapp, etc.

Todo tiene un por qué, pero el tuyo y el mío no tienen que coincidir. Eso es lo más grande  y nos permite no ser autómatas que van por la vida cumpliendo los objetivos y las expectativas que otros quieren para ti. Creo que si somos capaces de empezar con lo más sencillo, seremos capaces de poder afrontar en no mucho tiempo las respuestas más complejas.

Y todo empieza con una pregunta ¿Por qué?

Siendo mi siguiente post sobre el por qué no.

Por cierto, ayer fui a un concierto a favor de INAECUO, http://www.inaequo.org/ como bien dijo Moises: “Por la vida”. Clap Clap Clap, a los que hacen que asociaciones como estas sean posibles.

http://www.youtube.com/watch?v=RBumgq5yVrA