Archivo | julio, 2013

City of blinding lights!!!

26 Jul

Te confieso que esta semana había pensado en escribir sobre varias cosas, pero después del mazazo que nos dio un tren que no llegó a su destino, como no hacer desde este pequeño ojo de buey al mundo un merecido homenaje a todos y cada uno de los héroes anónimos.

Dije ayer en la radio que por esta España, sí, sí que merece la pena.

Tras los gestos de generosidad, de solidaridad y de apoyo mostrado por todas aquellas gentes que estuvieron en su sitio:  los médicos que cogieron sus batas blancas estando fuera de servicio, los bomberos que cancelaron su huelga y se pusieron manos a la obra, enfermeros y enfermeras que acudieron en tromba a ponerse los guantes de latex para ser útiles, todos aquellos ciudadanos de a pié que aun a riesgo de perder la vida rompieron las vallas para acceder y ayudar a retirar a los heridos, también a los que guardaron cola para hacer donaciones  demostrando una vez más, que la suya podría dar esperanza de vida a muchos en situaciones complicadas siendo en este caso más que vecinos, hermanos de sangre.

España es un país peculiar donde los agoreros, pesimistas y aguafiestas, suelen hacer mucho más ruido que la mayoría trabajadora y silente, que se levanta cada mañana con la intención de prosperar y se acuesta con la sensación del deber cumplido y con preocupaciones varias.

Es por esa mayoría por la que yo quiero trabajar, con la que me siento identificado y con la que, haciendo equipo, creo que podremos hacer que España vuelva a la senda no sólo del crecimiento económico, también de la recuperación de valores como la honradez, la decencia y el mérito tras el esfuerzo.

Muchos hoy preguntan ¿Por qué en Epaña no hay situación de crispación? Mi respuesta es por saber que entre unos y otros nos estamos ayudando de forma anónima como todos aquellos que han estado al pié del cañón desde el miércoles. Cuando uno pierde un trabajo, sus amigos están ahí, cuando uno ha perdido su casa, su familia está ahí, también sus vecinos, cuando uno ha perdido la esperanza, todos estamos ahí…. Esa es nuestra fuerza como conjunto, que tanto miedo le da a algunos.

Por ello tú, eres hoy más útil que nunca y es tan necesaria tu tarea, estés donde estés.

Cierto es que muchos estamos al límite, pero también que lecciones como la de anteayer nos tienen que ayudar a discernir lo que verdaderamente es importante y emborracha tu alma, de aquello que la corrompe.

Me cuentan que gente conocida iba en el tren del horror. Desde este humilde blog yo sólo puedo mirar al cielo y pedirles a los que nos dejaron, que nos den fuerza para superar la tragedia y también para que podamos darnos cuenta que si no estamos juntos, España no sería España, sería otra cosa mucho peor.

En Santiago, el día de nuestro patrón, las luces de la ciudad se quedaron ciegas. Pero después de ver lo que yo vi, de escuchar lo que escuché y de sentir lo que sentí, sé que poco a poco y de una en una, volverán a brillar hasta cegarnos.

Rezo sin duda por los que se han ido, más si cabe por los que se quedaron destrozados y mucho por el perdón del que se equivocó.

Por esta España, sí, por sus gentes más.

http://www.youtube.com/watch?v=OXY8MCHXrpM

No te rindas, estamos a tiempo

17 Jul

Comentaba con dos muy buenos amigos ayer que muchos hemos vivido al tambor de necesidades y comparativas absurdas, especialmente con los más cercanos. Sentir la presión constante  ha hecho que incluso haya tonteado con una de las más feas: la Ansiedad. Esa enfermedad además tiene la virtud de calarte hasta los huesos y como efecto secundario te aleja de lo más grande, VIVIR, vivir con mayúsculas tu propia vida.

Creo que cuando empiezas a vivir la vida de los demás te conviertes en alguien engañado, que se miente y si mentir a otro ya está lo suficientemente mal, imagínate lo que debe ser mentirse a uno mismo.

Por eso tenemos que huir de esa presión para poder ser nosotros, tú y yo, con nuestras virtudes y nuestros defectos, nuestros trabajos, potenciando aquello que se nos da bien, sin que la meta sea tan inalcanzable que cuando nos demos cuenta de su lejanía, nos peguemos contra una pared por ser demasiado tarde.

Hoy en día se buscan constantemente las comparaciones frustrantes, alejadas de las comparaciones positivas.

¿Pero por qué sucumbir a sus obscuros deseos qué tanto daño nos hacen?

De la gran obra la Vida es Sueño de Calderón, extraigo estos versos que creo que vienen al pelo:

Cuentan de un sabio que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas hierbas que cogía.
¿Habrá otro, entre sí decía,
más pobre y triste que yo?;
y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo
que otro sabio iba cogiendo
las hierbas que él arrojó.

Pues eso, que hay que dejar de compararse constantemente y dedicarse más a reforzarse a uno mismo, sin ser nunca demasiado tarde.

Eso me recuerda que te tengo que hacer un regalo que me encantó. Va por ti:

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Yo te quiero a mi manera, que quede claro, excepto a ti, obvio.

Que rabia que no sea mía, ojalá llegue algun día a escribir alguna genialidad parecida y que tú lo leas.

Si sonríes, lo más seguro es que alguien te corresponda.

Esta canción resume un poco lo que yo quiero, y ¿tú?

http://www.youtube.com/watch?v=eMo2p70b4KA

Por el que pesca y no es pescado.

10 Jul

Me escribía un amigo que ya no le de tanto la vuelta al calcetín, que lo lave. No sé quizá algún día me canse y lo que haga es que me compre otro directamente, pero por ahora no toca. Prometo estar al pie del cañón por conseguir intentar que te sumes a este reto tan apasionante, consiguiendo entre los dos que aquellos que están más cerca, se contagien.

Hoy te voy a contar la historia de un Pescador, que todos los días iba a cumplir con su pasión.

Un cuarentón encorbatado, le miró atentamente y tras dos semanas viendo como pescaba y pescaba, peces y más peces, se le acercó y le dijo:

“¿Sabes? Lo que tendrías que hacer es comprar más cañas, luego cuando ya vendas todos los peces, te tienes que comprar una barca, con la barca pescarás tanto que después podrás contratar a alguien y comprar otra, ya con varias podrías montar una flota y luego una fábrica y podrás tener coches, fincas, viajar, comprarte relojes hasta el día que llegue tu jubilación para hacer lo que más feliz te hace.”

A lo que el hombre le contestó:

“¿Volver a pescar con mi caña? Pero si eso exactamente lo que hago todos los días sin comprarme tantas cosas que no necesito.”

La sociedad, la vida, la moda son como una mosca cojonera que nos exige muchas veces que nos distraigamos de lo que verdaderamente sabemos hacer por aventurarnos para tener cosas que realmente no nos van a hacer más felices, por alcanzar lo que llama éxito, palabra prostituida a finales del siglo XX.

El pescador no era vago, trabajaba de sol a sol y su ambición era muy sana… pescar los mejores peces para venderlos y poder regresar a casa con la sensación del deber cumplido.

Esta historia me trajo a la memoria un buen cliente de mi Padre que se separó tres veces, quería vivir la vida como si no existiera otra, sabía que su éxito empresarial le iba a permitir vivir a tope y no pensar en las consecuencias. Antes de morir de cáncer, su confesión fue: “Si pudiera hacer algo antes de “marcharme al otro barrio” sería volver con mi primera mujer, por saber que la primera mujer te quiere por quien eres, la segunda por lo que tienes y la tercera por lo que le vas a dejar, y yo a la primera la quise siempre por admiración”.  Por favor, no me taches de machista, pienso lo mismo con los “boy toys” tan de moda y además sin haberme casado tres veces, ni dos, ni una, entiendo bien lo que decía.

Por todo es importante que paremos y reflexionemos sobre la dirección que hemos tomado y a quien hemos decidió aplaudir por su éxito, pero ¿Qué éxito? Puesto que va a ser ejemplo de muchos, de nuestros amigos, de las familias y ese largo etcétera que puede que frustre la vida de muchos pescadores felices.

Yo creo firmemente que los grandes ejemplos son esas personas que viven en consecuencia y siguen su filosofía de vida como tal. Eso sí, quiero que entiendas que no por ser humilde no vas a poder tener el mejor de los barcos, obvio que sí, pero si te gusta el mar. Esa es la diferencia.

Muchos creen que la humildad puede ser confundida con pobreza, nada más lejos de la realidad, no hay persona que más admire que teniendo poder o sea multimillonaria, sean capaces de ejercer la humildad con elegancia.

Como diría un buen amigo mío: He dicho. A Sonreír, que es gratis.

Por estar ahí, te regalo este temazo. Por cierto Mery, gracias.

http://www.youtube.com/watch?v=9OaO81kL6EM

Verde que te quiero verde

2 Jul

Que tenga nombre de mujer le ennoblece hasta puntos insospechados. Hoy no quiero hablar de sus ojos verdes, siempre discutiría si lo son o no, pero en este caso ella no es la protagonista. Lo es otra de la que estoy “colao” como quinceañero, evitando la cursilería y el falso romanticismo e incluso siendo hasta políticamente incorrecto, muchos quieren catalogarla pero por su personalidad es incatalogable.

Tiene una gran ventaja, que no tiene competencia que la pueda criticar. Para  que no le des mas vueltas estoy escribiendo sobre nuestra naturaleza, que con tanto ahínco estamos matando como los asesinos crueles de las series tan de moda americanas: poco a poco.

Ahora es cuando puedes pensar que este tema te da pereza, pero de verdad que pienso que su protección no se puede catalogar a ideologías políticas, se debe incluir dentro de lo que conocemos como sentido común. Tenemos un deber mayúsculo para con nuestros nietos, bueno por ahora vuestros, que yo sigo en la casilla de salida y parece que para mucho tiempo, espera que me despisto. Ella, hoy hablo de sólo ella, puesto que se merece que le rinda este humilde homenaje, por su belleza, inteligencia, serenidad, prestancia y elegancia, olé ahí queda eso.

Si bien es verdad que muchas veces tenemos que renunciar a su máxima bondad por nuestro bienestar, no está de menos reconocerlo de forma que no lleve a la crispación, sabiendo que por algún motivo y como casi siempre pasa, los actos tienen consecuencias. Espero que seamos lo sumamente inteligentes para que esas consecuencias no recaigan sobre aquellos que poco han tenido que ver en esta guerra.

El refranero español, tantas veces sabio, habla del pan para hoy y el hambre para mañana. Pues ojalá ese mañana lo podamos construir para que ella salga ganando, puesto que tanto hay que quererla como cuidarla.

Es por ello que es fundamental que cuando acabes de leer, cierres los ojos y recuerdes sitios, pantanos, mares, olores, flores, bosques, brisas, calores y ese largo etcétera que lo relacionas casi siempre con vacaciones, silogismo si lo relacionas con vacaciones, algo bueno debe de tener, piensalo.

Quizá su feminidad compartida es lo que hace que para mí las dos figuras de las que he escrito hoy sean lo más importante, puesto que ambas existencias dan bastante sentido a mi vida.

Señoritas y señores, ha sido un placer. A sonreír, que es gratis.

A ambas de Carlos Chaouen: “ Si fuera tiempo te daría cien vidas, pero una de ellas sería para mí!”

http://www.youtube.com/watch?v=VAFynKaoozY