Archivo | 13:02

Pedro Sánchez, no hay nada más franquista que exhumar por Decreto Ley a Franco.

22 Ago

Estimado Presidente del Gobierno;

Usted ha vivido casi toda su vida en un país que ha mejorado mucho gracias a nuestro sistema Constitucional, donde ya no existen privilegios, tampoco para los muertos.

Ahora formamos parte de un sistema donde nacemos libres e iguales, con los mismos derechos y obligaciones independientemente del bando que eligieron, o tocara a nuestros antepasados, pero Presidente, también morimos en un Estado Democrático Constitucional.

Por ello le escribo para decirle que ni  Franco, ni nadie, se merece saltarse la Ley para hacer algo que debe hacerse en consenso con su familia. El artículo 526 del Código Penal establece que: “El que, faltando al respeto debido a la memoria de los muertos, violare los sepulcros o sepulturas, profanare un cadáver o sus cenizas o, con ánimo de ultraje, destruyere, alterare o dañare las urnas funerarias, panteones, lápidas o nichos será castigado con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a 10 meses”.

En toda cultura, también la nuestra, los muertos son los muertos y existe una ley no escrita que respeta su descanso y la voluntad de su familia independientemente de lo que hicieran en vida.

Quiere por Decreto Ley, es decir,  prevaricando, abrir una fosa sin el consentimiento de la familia con todo lo que ello implica, para ganarse no sé muy bien que victoria, pero yo le digo de verdad que no le conceda ese privilegio.  

Sr. Sánchez no se equivoque, exhumando a los muertos no se hace más España Constitucional, sí se hace haciendo respetar nuestro marco normativo común, también para Franco. Muertos los hay de toda condición y nuestro marco jurídico también les protege.

Dígale de mi parte a su ego que no será recordado como el Presidente que sacó a Franco del Valle de los Caidos; y sí lo será por ser el Presidente que en Democracia abrió la “caja de pandora” de saltarse la Ley que nos iguala a todos, para hacer su voluntad.

Pedro Sánchez no hay nada más franquista que eso, con el peligro que ello conlleva para el futuro.

Es una suerte que muramos todos, de verdad que así lo pienso, puesto que hace que creas o no, tengamos un punto final a nuestra desarrollo personal, que caduquemos es algo bueno para dejar paso a nuevas generaciones que puedan enmendar nuestros errores, quizá por ello la mayor generosidad es saber dejar paso a otros y saber retirarse a tiempo, pocos lo han hecho con gusto la verdad. Franco murió en la cama, pero otros hicieron algo muy bueno para todos en un momento difícil y hoy vivimos en una España Constitucional dentro de un marco Europeo, eso es lo que hay que proteger y defender.

Casi toda nuestra generación viene de bisabuelos y tatarabuelos que estuvieron en dos bandos en nuestra guerra más triste, ninguno nos pedimos ya perdón, ya lo hicieron en el 78 otros por nosotros, para que no tuviéramos que hacerlo.

Franco no es sinónimo de reconciliación de nada, por ello es verdad y tienen razón que no debería estar enterrado en un monumento que se erigió para que todos los que fallecieron pudieran descansar después de una guerra atroz, pero usted no puede exhumar a nadie por Decreto Ley, tampoco a Franco, sin el consentimiento de su familia.

De verdad que si fuera negociado por todos, sus hijos y nietos, creo humildemente que podrían estar dispuestos  a cerrar por fin y para siempre su pasado y llevarse a su padre y abuelo con el resto de su familia, pero usted no se ha reunido ni siquiera con ellos, y le recuerdo que son igual de ciudadanos que usted, aunque su padre, abuelo se llamara Francisco Franco. Como Presidente de un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, no vale un decreto ley,  les tiene que convencer. 

En Madrid, le saluda atentamente.

Joaquín Vázquez