Post abierto a Pablo Iglesias, no fundador

13 Jun

Estimado Pablo Iglesias;

 (Entiendo que prefiere Estimado, a Querido)

 Aquí me enfrento a mi teclado para escribirle este post y darle la enhorabuena por todo lo conseguido por su equipo, eso lo primero que conste en acta. No sé si su resultado es fruto de una sana improvisación o de un plan urdido hace años cuando daba sus primeros pasos en las elecciones universitarias, o en la televisión local, pero sin duda que me siento en la obligación de quitarme el sombrero por haber convencido a muchos españoles, más de un millón, que optaron por la decisión de depositar un voto por su Partido.

Dándole el valor que tiene, que es mucho, ahora veo como su mensaje está siendo una especie de virus por todo tipo de redes. Ha conseguido que en España Pablo Iglesias, no fundador, sea de lo más buscado en google, posteado en blogs, colgado en muros y tuiteado, en fin, un éxito. Enhorabuena, ya es usted un personaje público, con la responsabilidad que ello conlleva, le recuerdo. 

Le están otorgando un señor estatus, consiguiendo que aquellos que odian al socialismo moderado, centro, derecha, o que huela a Español, banquero o político, se rinda a sus pies y empiece a dejarse coleta imaginaria apoyando como un solo hombre a un escudero que lucha contra lo establecido: cuanto más hablan unos, más puede podemos.

Haciendo memoria, recuerdo que hace unos años se utilizó una campaña que identificaba al centro derecha como perros rabiosos, en plan que vienen los malos… ganaron, hoy estos mismos ahora dicen que viene Pablo Iglesias Bolivariano. ¿Es una estrategia alimentarle a usted orquestando campañas para movilizar a un electorado harto?

En vez de platearse: ¿Por qué han dejado de votarme? Quieren, como equivocadamente se hizo en el 96, que les votemos a ellos por miedo a lo que usted representa. Como en el anuncio ERROR, a ver si por culpa de los que pintaron a Don Miguel Arias Cañete de azul, va a terminar como tanto dice gobernando usted con todo lo que ello implica. 

De manera sincera pienso que debería estarles agradecidos, le están haciendo campaña gratis con cada comentario o crítica y eso se traduce como inversamente proporcional en más apoyo de muchos que hartos de unos, ven en Podemos refugio.

Tanto ha sido su éxito que el otro lado, cual Titanic, ha decido autofagocitarse por considerar que no son lo que son y no saben lo que quieren ser, con deriva hacia una izquierda más radical, cuando bajo mi punto de vista su hundimiento, perdón por mi atrevimiento, viene más por haber dejado de ser un Partido, Socialista, Obrero y Español… Más que una renovación de caras, necesitan un reset y mirarse más en Pablo Iglesias fundador, que en Pablo Iglesias podemos. 

Mientras unos le hacen campaña y otros buscan antídoto, le vuelvo a dar la enhorabuena, ahora es usted el Eurodiputado más conocido de España. Los españoles por fin conocemos a un Eurodiputado, eso sí que tiene mérito.

Ante todo este maremágnum lo que más me ha sorprendido de todo es que desde su nacimiento como estrella mediática, unos no creen que sea peligroso pero le critican y otros quieran ser más usted, pero no se atreven.

Sabiendo que por su formación conoce muy bien las debilidades del sistema, le digo que ha hecho temblar los cimientos justo en el momento correcto, ahora bien como consiga tirar la casa, tendremos que asumir las consecuencias.

Motivos le han dado para su éxito, ahora espero y deseo que se actúe para que pronto sea usted un fracaso. ¿Cómo? Ya veremos, pero ojalá sea cambiando mucho de lo que le ha encumbrado, ese sería el mejor principio de su fin. 

Yo no quiero cabrearle más, le mando un saludo y espero que no se olvide que como Eurodiputado representa a todos los Españoles, les odie o no.

Atentamente

Joaquín Vázquez

Sé Jirafa

6 Jun

 

Tienes 5 segundos para pensar en el animal que te gustaría ser. 1,2,3,4,5 YA.

Una vez realizado un ejercicio tan sencillo no puedo dejar de escribir sobre un consejo que recibí en la boda de mi gran amiga Garza. Quizá sea uno de los mejores que me han dado últimamente y eso que tengo la suerte de estar aprendiendo mucho y de gente muy difversa, por ello tengo la obligación de compartirlo, sería egoísta si no lo hiciera.

Vuelvo a ti, tienes el animal que has pensado en la cabeza y lo más seguro que tras leer el título no has hecho ni caso a mi pobre jirafa, a lo mejor me equivoco, pero yo te confieso que antes de escuchar que tenía que ser jirafa, siendo un animal que siempre me ha llamado la atención, no era mi favorito de toda la fauna.

Por ello habiéndote dejado elegir de entre todo el reino animal uno concreto, sin saber cuál ha sido, sé que habrás elegido antes muchos otros por sus especiales características por no haberte llamado nunca la atención más que por su cuello esbelto nuestra querida “ginebra”. Sí yo a la mía la llamo así.

Prefieres quizá el león por ser el Rey, figura muy de moda en los últimos días en España, o quizá mejor leona, por ser la que domina al primero y también en boca de todo el mundo. Habrás pensado alguna vez en ser águila por su belleza y capacidad visual o caballo por su lealtad y rapidez, tras la doma, también por qué no cerdo por ser útil hasta el rabo, foca por querer ser feliz con tus kilos de más o uno de mis favoritos pingüino por su fidelidad. La verdad es que no tengo ni idea.

Yo hoy te escribo para decirte que tienes que ser jirafa y ahora viene la mejor parte de todas el por qué, a mí me dijeron el otro día que por estos tres motivos:

1º Por su corazón, es el animal con el corazón más grande de todos 5 kg de peso.
2º Por su visión. Su gran visión le permite divisar antes que nadie el peligro y dar la señal de alarma.
3º Por su capacidad de liderazgo. Siempre se mezcla con todos los demás animales de las distintas especies y todos confían. Está.

Ahora añadiría un cuarto:

4º Por su humildad, es un animal de una enorme belleza discreta que intenta pasar desapercibido entre los demás, teniendo virtudes que muchos otros quisieran.

Pues nada, ojalá os haya convencido de alguna manera. Ahora cuando me preguntan a mí el animal que me gustaría ser, me olvido del pingüino y contesto que jirafa.

Jirafa

Feliz semana.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

20 May

Un paso le sigue al otro y el cuerpo siempre va detrás.

Hace ya unas semanas un buen amigo salió con paso firme desde la puerta de su casa desde el centro de Madrid con destino Santiago. Salió sólo con la mejor de las intenciones, llegar.

¿Por qué? sólo él lo sabe, pero estoy seguro que aunque hoy no encuentre respuesta, una vez llegue, donde llegue, encontrará todo aquello que ha salido a buscar como su merecida recompensa.

Su actitud de valentía me pareció genial, sobre todo por ser una persona que siempre ha dado y que quizá, paso a paso, buscaba por una vez recibir algo. Esto merecía que yo lo viera como protagonista, así que como cuando tenía veinte años,  pedí prestada mochila, saco y me lancé a compartir su experiencia durante cuatro días de puente. Creí que necesitaba respirar un poco de esa soledad compartida, de esa satisfacción de ir sin pensar en el qué, de poder dedicarme a cansarme tanto que me diera aire para poder, con paz, pensar en lo correcto, en definitiva, un pequeño acto egoísta sin finalidad.

Lo primero agradecer a San Isidro la oportunidad de poder irme, lo segundo darle las gracias a mi amigo Bucho por dejar acompañarle y aprender.

Así me vino a la memoria de un exjoven airado, como la canción de Loquillo, la grandeza de poder responder a muchas preguntas.

Hacer el camino significa mucho, para creyentes, no creyentes, turistas; cada uno con su por qué de querer cumplir con el reto.

Me encantó compartir pasos con Italianos, Coreanos, Australianos, recorrer nuestro maravilloso país, conocer a sus gentes de tantos y diferentes lugares, ver como madrugan muchos para cuidar sus campos, nuestros campos, los tractores a todo rendimiento, saber distinguir el silencio del ruido que es ya compañero de nuestras vidas urbanitas.

Fui feliz en medio de la nada, pensando en todo.

De mi decisión saqué varias conclusiones que comparto:

Creo que cada uno tiene que saber cuándo romper para ponerse a caminar su particular camino. No parar te hace ser cautivo de una esclavitud donde te olvidas de la esencia de lo importante, por ello te lo recomiendo. Respetando tu espacio, recolocando las prioridades, volverás a dar lo mejor de ti.

Durante nuestras cuatro etapas hablamos mucho y de todo; de amores perdidos, otros encontrados, personas que sufren hoy, otras que sufrieron ayer, de vidas profesionales, inquietudes sociales, también políticas que aunque parezca que no, va de la mano.

De entre todo me quedo con una conversación/lección en mitad de la estepa castellana donde tras unos KM a las espaldas, él “n” más que yo, sacamos la conclusión de que los que marcan la diferencia son aquellos que inspiran y crecen, contra aquellos que expiran para ser enaltecidos de la forma más engañosa de todas.

Ya, creo que esto merece una explicación más extensa.

Entendimos que cuando caminas lo que sientes en la necesidad de ir cogiendo aliento para seguir el camino con fuerza, eso te llena por dentro y te da capacidad para poder alcanzar la meta, en contraposición de la expiración de contar siempre aquello que con soberbia te hace mejor en comparativa de adversarios que cual molinos de viento, son producto de tu imaginación, pues no hay peor engaño que la comparativa constante. Comprendimos que era una pérdida de tiempo intentar demostrar que eres quien no eres, en vez de centrarte en ser.

Quizá y no te quito razón, nos dio mucho sol en la cabeza, pero también te digo que haber podido departir con una amigo a los 34 sobre nuestras equivocaciones, nuestras pérdidas irrecuperables, nuestros sueños frustrados, otros todavía vivos, me ha dado aliento para decir que sí, que estoy para quedarme con más ganas que nunca.

Por ello y tras una gran experiencia personal te animo a que busques ese espacio, aprende y llénate a pleno pulmón de vida, es la conclusión que he sacado de algo tan sencillo como dar un buen paseo acompañado de un gran amigo.

 

Unde laudes regi regum solvamus alacriter,

Cum quo leti mereamur vivere perhenniter.

Fiat, amen, alleluia, dicamus solempniter

E ultreia esus eia decantemus iugiter

 

https://www.youtube.com/watch?v=8c0ehSZP9Ws

Nunca sabes quien te va a decir cual es la dirección correcta.

Imagen

CARPE DIEM

30 Abr

Estamos en una época donde el egocentrismo ha conseguido ganar una gran batalla que sin duda traerá consecuencias muy jodidas en no mucho tiempo.

Efectivamente, creo que hemos perdido una oportunidad de oro por haber defendido un modus vivendi en un época privilegiada escudándonos detrás de un engaño por una falsa traducción de dos palabras que torticeramente daban el significado de “aprovecha el momento”, entendiendo que uno tiene que vivir sin pensar en más que su satisfacción personal en el momento concreto en el que está, importando poco lo demás, los demás. Vamos que podrían ser sinónimo de narcisismo, egoísmo y tantos etcéteras haciendo prevalecer mi tan criticado yo, mí, me, conmigo.

En realidad, basura.

Uno se queda pensando quien habrá sido el mago del marketing que ha conseguido convencernos de algo tan equivocado, tan perjucial, sobre todo me pregunto: ¿Buscando qué? ¿Cuál es su interés final para intentar corromper a varias generaciones para que dejen de pensar en el nosotros, para acabar pensando en el yo?

Tras leer e investigar un poco, empecé a darle sentido a la verdadera intención de la suma de esas dos palabras CARPE DIEM: “Toma el día”. Significado bien distinto que gana por goleada al anterior, ahora sí. Carpe Diem deja de estar prostituido para tener un verdadero sentido no destructivo.

Horacio escribió

No pretendas saber, pues no está permitido, el fin que a mí y a ti, Leucónoe, nos tienen asignados los dioses, ni consultes los números Babilónicos. Mejor será aceptar lo que venga, ya sean muchos los inviernos que Júpiter te conceda, o sea éste el último, el que ahora hace que el mar Tirreno rompa contra los opuestos cantiles. No seas loca, filtra tus vinos y adapta al breve espacio de tu vida una esperanza larga. Mientras hablamos, huye el tiempo envidioso. Vive el día de hoy. Captúralo. No fíes del incierto mañana.

Cuan diferente significado contra aquellos que pretenden que vivas la vida al día, no que vivas cada día la vida.

Veo que muchas batallas las ganan los que quieren que no tengamos conciencia de lo que realmente nos perjudica. Vivir, no significa tirar para nada el futuro por la borda, perjudicarte con actitudes corruptas que no van a hacer más que engordar una factura muy difícil de pagar sabiendo que, como aquel día escribí, todo acto tiene consecuencia.

Desde este blog quiero que tomes conciencia de lo que para mí es el verdadero significado del Carpe Diem: Toma el día como un regalo, lo que se traduce en acostarte siempre que puedas con la conciencia tranquila de haber vivido decentemente; date en cuerpo y alma, siente, quiere y vuélvete loco por vivir cada segundo, pero que ninguna de esas locuras te destruyan, si no que te hagan más grande, mejor; sé generoso, da, para sembrar cuanto más mejor, puesto eso significará que un día, el que menos te esperas, recibirás.

Muchos creen que por retar la vida son más libres, mentira, puesto que la mayoría de los retos planteados vienen con hipotecas impagables. El mago del marketing que nos ha querido engañar, nunca te ha dicho lo que pasa una vez que viviste ese día, según su modo, cuando amanece el día siguiente.

No se puede ser más libre que respetándose a uno y sus circunstancias. El planteamiento es lo que puede dar verdadero sentido a su pretensión, cada día tiene su afán, si consigues el reto de que ese afán te haga más humano, más grande, el inesperado siguiente será sin duda tu mejor regalo, incluso mejor que el anterior.

Hay una película que de pequeño vi, y volví a ver el otro día que traigo a colación por ser el Carpe Diem el hilo conductor: “EL club de los poetas muertos”. Película que tras casi 20 años he conseguido entender.

Cuando era pequeño me atrajo la idea de libertad,  la rebeldía,  luchar contra el sistema, contra los valores establecidos, la pasión de la locura, esos estudiantes que buscan para encontrar. Ya con 34, efectivamente me he hecho mayor, he entendido que Carpe Diem sí, pero ineludiblementetiene tiene que ir de la mano de nuesto mayor don, la razón, para que todo lo anterior se encuadre y tenga sentido. La muerte al final de la película del protagonista*, es el fracaso por frustración del engaño del disfrazado “Carpe Diem”, demostrando sus efectos perversos en su tragedia final; haciendo además que terceros inocentes, como el profesor John Keating, sufran sus consecuencias.

¿Quién puede ser tu profesor?

No es la forma de vivirlo, es la forma de entederlo.  “O capitán, mi capitán”.

*Si te he fastidiado la película perdón, merece mucho la pena.

Érase una vez…

4 Abr

La ventaja de este blog es que si no está uno inspirado no tiene por qué escribir por no tener obligación, salvo las exigencias de alguna de las más fieles seguidoras como Loreto que me echa broncas. Siento la libertad de poder pararme hasta sentir de nuevo la necesidad imperiosa de contarte algo.

Sí, ya sé que estoy de psicomédico, pero después de un tiempo sin escribir, espero que hoy disfrutes de esta vuelta al calcetín que va de cuentos, va de ti y como todo buen cuento que se precie….

Érase una vez el primer nacimiento de hermanos gemelos. Nacieron en una aldea como la de Asterix, casa pequeña, humilde, con olor a chimenea; ambos con misma tez, mismos ojos, mismas manos, dos pequeños hoyuelos guardianes de una misma boca. Hoy todas aquellas madres que han tenido gemelos saben perfectamente distinguir, como Ella, pero para los mundanos, eran como dos pequeñas gotas de agua, tanto era así, que todos los incrédulos de la aldea pensaban que eran uno sólo.

Se corría de boca en boca el éxito de haber conseguido que dos criaturas hubieran podido nacer de una misma mujer, lo que hizo que en aquella época de principios de los principios, realmente fueran muy conocidos desde su alumbramiento. Su existencia fue volando por todos los rincones, unos los juzgaban, otros peregrinaban para ir a verlos.

Los dos hermanos iban creciendo y su parecido era cada día más asombroso. Eran la alegría de todos puesto que juntos formaban el mejor de los equipos. Sus travesuras les hicieron ser los reyes, siempre jugaban con ventaja, ya que uno siempre le echaba la culpa a su reflejo y nunca nadie sabía quién había sido, provocando el enfado de unos y las sonrisas de otros. Los años iban pasando y se hacían adolescentes creciendo dentro de lo que era el éxito entendido de aquella época, no de esta. Se corría el rumor de pueblo en pueblo, de plaza en plaza, iluminaban por donde pasaban siempre formando un bloque prácticamente indestructible, todas las mozas ya fijaban sus miradas en ellos con deseo de ser cortejadas algún día. Según se hacían mayores su curiosidad les invitaba a ir corriendo más riesgos, decidiendo un buen día volar y conocer los límites sin fronteras, correr miles de aventuras que les iba formando su personalidad, cada vez más seguros de sí mismos, sin miedo alguno a nada, de forma inconsciente.

Un buen día tras conseguir cruzar montañas, ríos y mares, decidieron cerca de un pozo en un lugar muy lejano, tumbarse para descansar. Quitáronse todas las armaduras, espadas y bártulos, dejaron a sus caballos bien amarrados con nudo de rizo en las encinas cercanas y tras haberse saciado con una agua pura se durmieron. Pasaron unas horas y una bella aldeana que iba con su tinaja para llenarla y regresar tras un largo camino a su casa, intentó coger agua del pozo sin hacer ruido. Le temblaban las manos por no saber nada de aquellos dos desconocidos tan parecidos, sus espadas y armaduras hicieron que sintiera miedo, pero ella tenía que cumplir su misión por mandato de su padre por tener que beber todos sus hermanos del agua que ella llevara. Ya sin fuerzas y venciendole el temor, soltó el cubo, este al caer provocó que los dos hermanos se despertaran de forma repentina. Tras unos segundos de desconcierto, cogieron sus espadas, gritaron para auyentar a su fantasma, hasta que ambos consiguieron fijar su mirada cayendo prendados en ese instante por la belleza de esa mujer. Sus ojos verdes, manos quebradas, boca perfecta y pelo rubio recogido, hizo que los dos dejaran caer sus defensas, quedando inmóviles y aturdidos. Ella, aterrorizada, dejó caer la tinaja, que rompió y corriendo se perdió en el horizonte.

Los hermanos reaccionaron inmediatamente, les volvió locos por primera vez sentir, era una experiencia nueva e indescriptible para ellos que les hacía verdaderamente únicos. Por fin se creían vivos, Príncipes.

Ambos se vistieron corriendo, soltaron sus caballos y cabalgando llegaron al punto mismo donde ella había desaparecido, encontrándose dos caminos.

Tras darse cuenta del flechazo instantáneo de los dos, de ese sentimiento de hechizo, llegó el momento de decidir. Cada uno por fin quería tomar una dirección distinta hacia un lugar desconocido. Todo aquello que les había unido, sus aventuras y desventuras, sus juegos, sus viajes, sus conquistas, sus amistades, se vieron por fin truncados por un sentimiento que de mano de la locura les minó de forma tal, que decidieron separar sus destinos, tenían que escoger entre dos caminos tomando cada uno de ellos el que creía mejor en ese instante.

En el momento de despedirse, sabían que jamás se volverían a encontrar, por lo que se abrazaron, desearon suerte y cabalgaron dejando atrás dos estacas con dos carteles que nombraban los caminos, uno se llamaba RECUERDO y el otro se llamaba OLVIDO.

Moraleja: Siempre serás libre de escoger cualquiera de los caminos, no dejes de elegir el mejor en cada momento.

Hoy por sentirme generoso te regalo esta canción:

https://www.youtube.com/watch?v=9gWMjHnBj-A

Sin inspiración temporal, espero curarme pronto

28 Mar

Para la mochila de los recuerdos!!!

17 Mar

Escribo después de un fin de semana que creo jamás saldrá de la mochila de mis recuerdos. Hay días del año que pasan completamente desadvertidos para uno, sábados y domingos que parecen “dejavú” de otros anteriores. Pues bien este ha sido tan diferente que no puedo dejar de contártelo, de compartirlo… sería el más egoísta del mundo.

El viernes saliendo cual Superman de la oficina, quitándome la corbata y volando a la estación de Atocha lo más rápido posible, bajé corriendo a la estatua del hombre de bronce con maletas, lugar de encuentro, para partir con la hermandad de hospitalarios lourdianos al Rocío.

Tenía el típico gusanillo por haber escuchado durante semanas a Alfonso y María contarnos como iban los avatares de la organización.

Una vez allí, nos recibieron en la estación no sólo decenas de sonrisas, muchas familiares, otras desconocidas, también miradas cómplices, otras nerviosas y rostros comprometidos, también asustados.

Después de un trato impecable por parte de todo el personal de Renfe, a todos ellos gracias, tras casi tres horas en tren y otra en autobús, nos plantamos en una aldea donde las calles son cúmulos de arena de playa, las casas blancas encaladas, caballos como medio de transporte más común como en el far west americano y un encanto especial, yo diría que único, que compartiré si Dios quiere más veces.

Como en toda actividad que se organiza desde la Hospitalidad de Lourdes de Madrid, siempre aprendo algo que me hace crecer y hago amigos nuevos en los que poder confiar. Muchos quieren conseguir dar la vuelta al calcetín de forma brusca y que llegue a miles de personas, estando ese privilegio reservado para los únicos, otros lo consiguen desde la humildad dando la vuelta al calcetín uno a uno, aunque a veces los coloque mal.

Pues eso es lo que hemos vivido este fin de semana ciento cuarenta personas, muchos desconocidos a la hora del primer silbato de salida, hoy casi miembros de una familia que tiene un fin, un noble fin que contagia como el virus más letal, pero con la mejor de la intenciones puesto que en vez de enfermar, cura.

Hemos tenido la suerte de contar con un grupazo, madres que lo han sido de todos nosotros aunque ya estamos algunos en edad de ser más padres, que hijos. Cocineros de postín que nos han tratado como en el mejor restaurante de la sierra madrileña que han hecho que ya no pueda volver a una actividad sin exigir comida de tres tenedores; si dicen que los buenos cocineros son aquellos que cocinan desde el corazón, este fin de semana son de otra galaxia por haberlo hecho con el alma.

No quiero extenderme mucho, escribía a mis amigos, a mí equipo de la hospitalidad, si, si, el azul (por eso llevabais todos pañuelos azules, jajajajajaja) mi mayor lección que comparto:

“Uno de los peregrinos nos dio un testimonio, está en una silla de ruedas con cuatro botones que hacen que puedan dirigirla como un Fernando Alonso. Su vida es brutal, peleas familiares, depresiones, enfermedades, su padre fue a la cárcel y muchas más historias que os podría contar que hacen pensar mucho sobre todo lo que tenemos.

Entre juerga y juerga, habló y nos contó que después de mucho rezar, su padre había vuelto a casa tras haberles abandonado y que quería hacer dos cosas, una dar las gracias a su hermano por haberle cuidado y apoyado, otra decir que le había perdonado.

Por no hacéroslos muy largo quiero contaros que de lo que nos dijo aprendí tres cosas que quizás nos puedan ser útiles, son muy sencillas:

La primera es que todo hay que hacerlo desde la humildad. Él cambió la percepción de 140 personas sin ni siquiera darse cuenta de todo el bien que estaba haciendo de forma muy sencilla, sin aspavientos e intentando no cambiarnos a nosotros, si no dar salida a un sentimiento de felicidad interior después de mucho sufrimiento.

La segunda, la gratitud; dio las gracias a su hermano que tanto le había apoyado durante sus peores momentos, sus dificultades, su soledad… su dolor.

Y la tercera el perdón de corazón a una de las personas que más quería y que con su por qué, que no juzgaba, había hecho que su vida fuera un infierno, su padre. Perdón sincero porque ya no le odia, ha entendido que sus reacciones provenían de su frustración, sus miedos, sus inseguridades… ya ha vuelto y ojalá sea para quedarse.

Después de esta lección recibida para mí de un verdadero Superman, a todos de distinta manera os doy las gracias, puesto que habéis sido mi familia, os pido perdón si en alguna ocasión me extralimité, critiqué o equivoqué y de corazón os pido que de la forma más humilde del mundo sonriáis a la vida, puesto que siendo difícil y sé que alguno lo está pasando mal, es un auténtico regalo.”

Pues eso, gracias, gracias, gracias a todos y todas, pero en especial a María, Borja y Fonsi.

En el mismo punto de encuentro, ahora lugar de despedidas, las sonrisas se acompañaban de alguna lágrima, pero lo importante, y algo que creo que jamás olvidaré, era que el denomidador común de todas las caras era de felicidad.

Escuchaba una canción de Luis Ramiro que se llama “Un amor sin estrenar” donde dice: “ quiero caminar sonriendo entre la gente”, ojalá sea contagioso y dure, porque desde que llegué ayer es lo único que hago.

https://www.youtube.com/watch?v=au6ooolTz5M

He nacido para este día. ¿Y tú?

6 Mar

Hoy estaba pensando en escribir sobre la soberbia como el peor pecado de todos, pero no, vuelvo a escribir sobre habitantes de este mundo que necesitamos darnos una vuelta a nosotros mismos como remedio casero a una de las peores enfermedades del siglo XXI: las prisas.

Hay días que voy corriendo a todos lados, que casi no escucho a la persona que tengo en frente por estar pensando en la siguiente cosa que tengo que hacer, que no disfruto por pensar que podría estar en otro sitio, no veo si hace el sol por fijar mi mirada en una aplicación de 16.000 millones, me pregunto que si voy al gimnasio, si no, voy hablando con alguien que está lejos y ni siquiera me fijo en las personas que están cerca, en sus ojos y peor me abstraigo en mi mundo sin ni siquiera levantar mi mirada para acompañar a aquellos que están en la calle. ¿Soy humano?

Hay días que pienso que he ligado porque me han contestado por Facebook, otros en los que creo que ya tengo un plan por formar parte de un evento, por haber recibido un correo con una invitación para una copa para ensañarme un coche que ni puedo, ni quiero comprar. ¿Soy humano?

Hay días que no doy las gracias por tener que irme rápido a otro sitio, no dejo pasar a la gente mayor por no haberme dado cuenta de que existen por ir más despacio, me siento corriendo y no miro si alguien necesitaría mi sitio, pregunto ¿Qué tal? Deseando que la respuesta sea un escueto bien, doy un euro a alguien en la calle por evitar una molestia, emito juicios de valor sobre temas de los que quizás sólo he leído un twitt, un post, un titular. ¿Soy humano?

Podría seguir durante horas criticando mi actitud ante una vida apasionante, donde los colores han quedado suplantados muchas veces por LEDS y me doy cuenta de mi gran equivocación, de la necesidad que tengo de cambiar.

Sé que poco a poco, pero que voy progresando adecuadamente y por ello quiero compartirlo contigo, por si te sirve. También sé hoy que para reilusionarme como escribí hace unos meses en este blog, necesito reeducarme. No me arrepiento del orden de los factores, puesto que por la búsqueda de la reilusión, he encontrado el antídoto de la reeducación.

Me he dado cuenta a tiempo de que me había maleducado a mí mismo. Por ello cuando me entran prisas me paro, cuando estoy con un amigo le escucho y retengo, cuando quiero ligar llamo, intento quedar, quiero que me conozca y sobre todo conocerla, me he prohibido salvo urgencia andar mirando el móvil lo que me permite ver las fachadas, el cielo, pero sobre todo a la gente, me paro a saludar y voy paso a paso, poco a poco, digo que no a las necesidades absurdas y doy gracias por las cosas necesarias que tengo.  Sé que parece poco, que parece fácil, pero no lo es… eso sí, el resultado me está encantando.

Le pido a la vida que no me deje olvidar de que la estoy viviendo.

Te la dedico.

http://www.youtube.com/watch?v=5RowAc-H3EM

Anoche mientras dormía, soñe bendita ilusión

20 Feb

Me pregunto ¿Qué hubiera pasado con los textos de grandes autores en esta época de unos, ceros y terabytes?

Ayer mientras leía a Don Antonio Machado decidí adoptar sus versos para  este post, y cual padrino póstumo tomarle prestada parte de su obra para darle contenido por la actualidad de sus palabras, no sólo como homenaje a uno de los grandes; también por homenajear a aquellos valientes que, estando donde están, luchan por  su futuro y de forma indirecta por el nuestro. A todos ellos gracias.

Hoy en especial va por ti.

Caminante, son tus huellas las que nos permiten a muchos saber que no está todo hecho, que queda mucho camino por recorrer, difícil sí, pero también apasionante, no te sientas solo, pues muchos estamos contigo, algunos de forma cobarde como yo tras un teclado, lejos, pero no dudes que aprendo de ti.

En otros post agradecía la labor que tantos antepasados nuestros que, con y sin miedo, decidieron luchar por aquello que nos hace libres, pero no es el “camino” y nada más, siendo mucho; es todo lo que le acompaña. Es nuestra obligación directa velar por los bienes jurídicos más importantes, por los valores más apasiontes tantas veces secuestrados por algunos, que son patrimonio de las generaciones futuras, hijos y nietos.

Hoy tienes que saber que eres tú ese antepasado al que muchos de los nuestros le estarán agradecido mañana, pasarás a una historia desagradecida, lo más seguro que de forma anónima, pero no dudes que pasarás y siempre que digan democracia o libertad, serás recordado.

Caminante, no hay camino, si no participas de aquello que es importante, si no das un paso, si no crees que puedes, si te hacen perder la fe aquellos que están y no se quieren ir. A todos los que formamos parte de los distintos senderos nos están avisando cual poema de Brecht al unísono desde distintas partes del mundo.

Más que nunca y convencido sé que se hace camino al andar, aunque como principiantes gateemos, seguro que llegaremos pronto a un nivel aceptable.

Estamos viendo impábidos las revoluciones de aquellos que hartos y cansados de situaciones injustas, contra lege y sobre todo antidemocráticas, hacen que plazas, calles y redes de internet se llenen de muchos gritos pidiendo reacción, pidiendo cambio, pidiendo democracia. Aunque a veces queden ensombrecidos por algunos que acuñan la violencia dando pábulo a aquellos que no quieren que nada cambie. Pero ya lo dijo un grande: “cuando no se producen los cambios necesarios, vienen las revoluciones y siempre es mejor una reforma a tiempo, que una mala revolución”.

Hoy la tarde más se oscurece, al ver todas aquellas vidas quebrantadas y arrebatadas por pseudodictadores que hacen cual reptil de bajos fondos que el camino que serpea, pero que es apasionante, sea cada vez más duro y provoque duda, puediendo incluso que todo se enturbie y los grandes logros corran el riesgo de desaparecer.

Doy gracias por la valentía de aquellos que no quieren que sus países pierdan más tiempo en la niebla y luchan por su camino, con la pasión de saber que juntas sus voces son más fuertes que cualquier arma. Te doy gracias a ti.

Y espero que aprendamos en España, puesto que todos los que nacen hoy se están encontrando con la tesitura de vivir entre una España que muere y otra España que bosteza, con el riesgo que ello conlleva.

Anoche mientras dormía soñé, bendita ilusión. El mundo vive y la gente sigue queriendo luchar noblemente por lo importante, aunque les cueste su vida, por su futuro. Hoy ya soñando despierto os recomiendo la siguiente canción de Calamaro.

http://www.youtube.com/watch?v=-VY4LWOeGeU

Por ellos todo mi respeto y admiración, por quererla a ella con tu su alma aunque estén pagando el precio de ese amor.

Por ella: la LIBERTAD.

SUEÑO, LUEGO EXISTO

6 Feb

Un amigo mío no hace mucho hablando de los post publicados me dijo que pensaba que era un soñador. Al principio pensé que el tono era un poco despectivo, pero según fuimos profundizando me di cuenta que él también lo era.

Creo importante alejar el sueño material de este post. El inconformismo materialista es lo que para mí ha corrompido vidas preocupadas sólo por las metas, se olvidaron del camino y cuando alcanzaron ese sueño prostituido muchas se dieron cuenta que las baldosas recorridas, el daño ocasionado, el sentimiento enfermo y la maldad producida, él o ella, daños colaterales, por ese fin no merecía la pena, pero se dieron cuenta demasiado tarde.

Ojalá, pensarían muchos, pudiera volver atrás, pero ese sueño sí que es imposible.

Me encantaría contagiarte de otros sueños que te alejen de esa confusión del éxito mal entendido que ha pervertido muchas almas, muchas vidas que hoy deambulan pensando que ya llegan tarde, y no es así, nunca es tarde para encontrar la buena dirección, tu buena dirección. Pienso hoy en un actor que me encantaba sobre todo por su papelón en la película los Idus de Marzo, Philip Seymour Hoffman. Qué rabia pensar que su vacío no le dejará jamás volver atrás y haberse olvidado de la belleza de la vida a largo plazo.

La belleza de la vida implica obligatoriamente incluir los sueños, pero como parte de un recorrido impredecible, apasionante, diario, siendo la meta normalmente una recompensa inesperada y muchas veces sorprendente por alejarse mucho de tus expectativas.

Para mí soñar es parte de mi existencia, y muchas veces lo hago contagiado por historias verdaderamente mundanas, por ejemplos de superación de muchos, por ver sonrisas alejadas de las necesidades, amigos y sus familias, luchando, por gestos para con la gente de la calle, enfermos que cuando te miran, aun sabiendo que están jodidos te contagian un buen rollo; todas esas personas con un denominador común me hacen vivir cada instante, sentirme privilegiado y con ganas de luchar aun sabiendo la difilcutad.

Hace un par de semanas un ejemplo de soñador volvió a montar una iniciativa llamada Voluntariado Express 2014, búscalo en google. El primer año se recaudó 2.000 € para personas sin hogar, el segundo 8.000, este año 30.000 €, fue ejemplo de saber que las cosas construidas con ilusión, trabajo y constancia, normalmente tienen un resultado imprevisto y para uno maravilloso.

La primera vez mandó un mail a sus conocidos, hoy ya es una cadena de gente que ni conoce, entre ellos a mí. Sólo puedo decir que aprendí de él y de su capacidad de dar.

El mejor reconocimiento es el resultado, no la borrachera de tu soberbia. Si sueñas para ti, por ti y sólo por ti, creo que el resultado final será vacío, si sueñas por cambiar las cosas que te rodean, por los demás, por los tuyos, te llenarás y serás capaz de contagiar algo diferente.

Nunca dejes de soñar. Yo prometo disfrutar del camino mientras los hago realidad.

Hoy en especial sueño gracias a ellos:

http://www.youtube.com/watch?v=8WATgU5PduE